.

La trinidad en acción




ANTECEDENTES 
La trinidad y las ciencias exactas:

Notemos que para calcular el contenido cúbico de cualquier espacio limitado no se suma la longitud mas el ancho y mas la profundidad, sino que se multiplican esas medidas. De modo análogo, la matemática de la Trinidad no es 1 + 1 + 1 = 1, como pretenden burlonamente los: Testigos de Jehová, sino 1 x 1 x 1 = 1.
Concepto: 1 x 1 x 1 = 1 (se están multiplicando a tres el mismo número)
Concepto: 1 x 1 x 0 = 0 (se esta multiplicando a dos el mismo número y da como resultado cero “0”)


Aplicación: 
Largo x Ancho x Alto = Espacio 
Energía x Movimiento x Fenómeno = Materia 
Futuro x Presente x Pasado = Tiempo 
Espacio x Materia x Tiempo = Universo
Padre x Hijo x Espíritu Santo = Dios

En el Antiguo Testamento se enfatiza mucho la idea de un Dios único, en contraste con los múltiples dioses falsos de los paganos. Y el Nuevo Testamento corrobora este aspecto de la unicidad de Dios. El énfasis de la Biblia en este punto ha llevado a los «Testigos de Jehová» a rechazar la idea de la Trinidad; sin embargo, esta aparece en la Biblia con la misma claridad que la anterior. Y estudiando el asunto a la luz de las Sagradas Escrituras, encontramos lo siguiente: 
Que desde el principio de la Biblia, Dios se revela como un Ser único pero múltiple a la vez. Es innegable para todo conocedor de la lengua hebrea, que Elohim, el primer nombre con que se designa a la Divinidad, es un plural. 
Esta palabra, que, en efecto, aparece ya en el primer versículo del Génesis, es ciertamente la forma plural del término Elohim. La mayor parte de los teólogos, eminentes por su piedad y por su saber, han visto en este vocablo un indicio de pluralidad de personas en la naturaleza divina
El rabino judío Simeón-ben-Joachi, en su comentario sobre la sexta sección del Levítico, explica el valor de esta palabra, en estos notables términos: «Observemos el misterio de la palabra Elohim; encierra tres grados tres partes; cada una de estas partes es distinta y es una por sí misma, y, no obstante, son inseparables la una de la otra; están unidas juntamente y forman un solo todo.» 

En Deuteronomio 6:4, hallamos estas palabras notables que cada judío temeroso de Dios está obligado a repetir cada día: "Oye, Israel: el Señor nuestro Dios, el Señor uno es.". Estas palabras son citadas, tanto por los judíos como por los «Unitarios» y los «Testigos de Jehová», como prueba más absoluta contra los Trinitarios. Pero precisamente estas mismas palabras, leídas en hebreo, constituyen toda una revelación y contienen la más segura y clara prueba que pueda hallarse en toda la Biblia a favor de la Trinidad: "SCHEMA, ISRAEL: ADONAI ELOHENU, ADONAI EJAD". 
En efecto, al analizar por vía de exégesis el texto original descubrimos tres partículas claves importantísimas que arrojan una luz deslumbradora para captar el profundo sentido de esta solemne declaración. 
  • ADONAI: literalmente significa: «Mis Señores (de «Adon»: Señor, y «ai»: Mis). 
  • ELOHENU: es conjunción posesiva del pronombre de la primera persona del plural que se designa, significando. «Nuestros Dioses». 
  • EJAD: expresa la idea de unidad colectiva

Analisis de la palabra “UNO”
En hebreo se usan dos palabras para indicar el significado de uno. La palabra uno, en el sentido de único, es decir, que se emplea para designar una unidad absoluta; es
  • «JACHID» (yahid = único)
  • Jueces 11:34 34Entonces volvió Jefté a Mizpa, a su casa; y he aquí su hija que salía a recibirle con panderos y danzas, y ella era sola, su hija única; no tenía fuera de ella hijo ni hija). 
  • Este término nunca es usado para designar la unidad divina. 
En cambio, cuando dos o varias cosas se convierten en una por una íntima unión o identificación, el vocablo hebreo que se emplea en la Sagrada Escritura es 
  • «EJAD», (Ehad = Uno, unificar), que significa una unidad compuesta de varios 
  • Gen. 2:24 Por tanto, dejará el hombre a su padre y a su madre, y se unirá a su mujer, y serán una sola carne
  • Jue. 20:8 Entonces todo el pueblo, como un solo hombre, se levantó, y dijeron: Ninguno de nosotros irá a su tienda, ni volverá ninguno de nosotros a su casa 
  • Esta palabra es la que siempre se use para designar la unidad divina. 

Por lo tanto, nuestro texto, literalmente vertido del original hebreo, quedaría traducido correctamente así: «ESCUCHA, ISRAEL: MIS SEÑORES NUESTROS DIOSES, MIS SEÑORES UNO COMPUESTO ES.

Símbolos y figures de la Trinidad 
Hallamos en casi toda la Biblia la idea de la pluralidad de personas divinas, lo cual significa que la doctrine de la Santísima Trinidad tiene su apoyo en las Sagradas Escrituras desde el Génesis hasta el Apocalipsis. 
Tres veces —nada menos que tres veces— se usa en los once primeros capítulos de la Biblia el plural NOS para designar a la Divinidad. 
  • La primera vez se habla de la pluralidad de personas divinas en relación con la creación del hombre: Gen. 1:26; 
  • la segunda vez, en relación con el pecado del hombre: Gen. 3:22; 
  • y la tercera vez, en relación con el juicio de los hombres: Gen. 11:7. 

Resulta curioso e instructivo notar que las tres grandes fiestas religiosas celebradas tres veces al año por el pueblo judío muestran también un símbolo de la gloriosa Trinidad: 
  • la Fiesta de los Tabernáculos: Dios Padre; 
  • la Fiesta de la Pascua: Dios Hijo; 
  • y la Fiesta de Pentecostés: Dios Espíritu Santo.

La trinidad en acción
Efesios 1.3
3Bendito sea el Dios y Padre de nuestro Señor Jesucristo, que nos bendijo con toda bendición espiritual en los lugares celestiales en Cristo, 4según nos escogió en él antes de la fundación del mundo, para que fuésemos santos y sin mancha delante de él, 5en amor habiéndonos predestinado para ser adoptados hijos suyos por medio de Jesucristo, según el puro afecto de su voluntad, 6para alabanza de la gloria de su gracia, con la cual nos hizo aceptos en el Amado, 7en quien tenemos redención por su sangre, el perdón de pecados según las riquezas de su gracia, 8que hizo sobreabundar para con nosotros en toda sabiduría e inteligencia, 9dándonos a conocer el misterio de su voluntad, según su beneplácito, el cual se había propuesto en sí mismo, 10de reunir todas las cosas en Cristo, en la dispensación del cumplimiento de los tiempos, así las que están en los cielos, como las que están en la tierra.
11En él asimismo tuvimos herencia, habiendo sido predestinados conforme al propósito del que hace todas las cosas según el designio de su voluntad, 12a fin de que seamos para alabanza de su gloria, nosotros los que primeramente esperábamos en Cristo. 13En él también vosotros, habiendo oído la palabra de verdad, el evangelio de vuestra salvación, y habiendo creído en él, fuisteis sellados con el Espíritu Santo de la promesa, 14que es las arras de nuestra herencia hasta la redención de la posesión adquirida, para alabanza de su gloria.

La Trinidad en acción 
  • El Padre es toda la plenitud de la divinidad invisible: Juan 1:18; 
  • el Hijo es toda la plenitud de la divinidad manifestada: Juan 1:14-18 y Col. 2:9; 
  • el Espíritu Santo es toda la plenitud de la divinidad obrando directamente sobre la criatura: 1 Cor. 2: 9-16. 

En Efesios 1:3 al 14 vemos a la Trinidad actuando para el hombre: 

La obra del Padre: bendice (v. 3), escoge (v. 4), predestina (v. 5). ¿Para que? Para alabanza de su gloria (v. 6). 
  • Bendice: hablar bien de; invocar una bendición sobre; prosperar
  • Escoge: seleccionar; elegir. 
  • Predestina: decidir de antemano, 
  • ¿para que?  Para alabanza de su gloria

La obra del Hijo: redime por su sangre (v. 7), perdona los pecados (v. 7), descubre el secreto de su voluntad (v. 9), reune todas las cosas en El (v. 10). ¿Para que? Para alabanza de su gloria (v. 12). 
  • Redención por su sangre: comprar un esclavo con el propósito de entregarle su libertad; liberar mediante el pago de un precio de rescate. Salvación, remisión, rescate (soltar de las cadenas)(dejar de ser esclavo)(ser comprados por precio).
  • Perdon de pecados: cancelación, liberación de cautiverio, 
  • Descubre el secreto de su voluntad: declarar, hacer  notorio, entender totalmente el conocimiento retenido; 
  • Reúne todas las cosas en El: resumir, recapitular, englobar. 
  • ¿para que?  Para alabanza de su gloria.

La obra del Espíritu Santo: sella (v. 13). ¿Para que? Para alabanza de su gloria (v. 14).
  • Sellados: estampar con anillo o marca privada, para seguridad o preservación. Confirmar y certificar. 
  • ¿para que? Para alabanza de su gloria

Siguiente
« Anterior