.

PODER PARA HACER LAS RIQUEZAS



"Sino acuérdate de Jehová tu Dios, porque él te da el poder para hacer las riquezas, a fin de confirmar su pacto que juró a tus padres, como en este día." (Deuteronomio 8.18, RVR60)
  1. Acuerdate:            que sea reconocido, sea mencionado.
  2. Él te da:                acarrea, acumula, contribuir, depositar, siembra, suministra, comercia.
  3. Poder:                  la capacidad y los medios para producir,
  4. Para hacer:           actuar, acumular, administrar, adquirir, amontonar, conceder, construir, convertir, crear, fabricar, ganar, pensar, realizar, trabajar, terminar.
  5. Las Riquezas:       ejercito, poderío, riqueza, robusto, fuerza de hombres, de medios u otros recursos (formar una empresa).


Eclesiastes 5.19
"Asimismo, a todo hombre a quien Dios da riquezas y bienes, y le da también facultad para que coma de ellas, y tome su parte, y goce de su trabajo, esto es don de Dios." 

1 Corintios 16.1,2
"En cuanto a la ofrenda para los santos, haced vosotros también de la manera que ordené en las iglesias de Galacia."
"Cada primer día de la semana cada uno de vosotros ponga aparte algo, según haya prosperado, guardándolo, para que cuando yo llegue no se recojan entonces ofrendas." 

La iglesia de los Hechos nos muestra que los apostoles se interesaron primeramente en erradicar la pobreza, las necesidades económicas de los miembros que se acababan de convertir

Hechos 4.34,35
"Así que no había entre ellos ningún necesitado; porque todos los que poseían heredades o casas, las vendían, y traían el precio de lo vendido," 
"y lo ponían a los pies de los apóstoles; y se repartía a cada uno según su necesidad." 
Josue 1.8
"Nunca se apartará de tu boca este libro de la ley, sino que de día y de noche meditarás en él, para que guardes y hagas conforme a todo lo que en él está escrito; porque entonces harás prosperar tu camino, y todo te saldrá bien." 
Prosperar:
צָלֵחַ tsaléakj; raíz prim.; empujar hacia adelante, en varios sentidos, acometer, bueno, éxito, lograr, pasar, prosperar, próspero, ser bueno, servir, venir. La palabra que a veces se traduce como «prosperidad», se utiliza también para describir la forma en que Dios descendió poderosamente sobre Sansón durante varios actos de fuerza y potencia. Es como si el Señor le dijera a Josué: «Yo vendré poderosamente sobre ti y tu pueblo para tomar esta tierra, si…» Entonces, a continuación, el despliegue de poder asociado con la prosperidad tenía como condición hablar, meditar y observar la ley de Dios o la Palabra del Señor.
Esto es igualmente cierto hoy. El poder de Dios fluye con plenitud a través de las vidas de quienes están dispuestos a obedecer, a llenar sus mentes y a dar sus vidas en obediencia a la Palabra del Señor.
Filipenses 4.19
"Mi Dios, pues, suplirá todo lo que os falta conforme a sus riquezas en gloria en Cristo Jesús." 

La bendición siempre está relacionada con el carácter de Dios y el suyo propio. 

Filipenses 4.11–13. 
"No lo digo porque tenga escasez, pues he aprendido a contentarme, cualquiera que sea mi situación. Sé vivir humildemente, y sé tener abundancia; en todo y por todo estoy enseñado, así para estar saciado como para tener hambre, así para tener abundancia como para padecer necesidad. Todo lo puedo en Cristo que me fortalece." 
Casi sin respiro, Pablo transmite la promesa de bendiciones a los que dieron y administra las lecciones de vivir plenamente satisfechos con lo que se tiene. La prosperidad no está prometida como una medicina para la disconformidad. La confesión de Pablo es simple: Yo estoy contento en la abundancia y en la escasez. Las posesiones o la prosperidad no determinan el nivel de satisfacción. Este hecho de carácter se resuelve con lo que uno posee en el interior, no en el exterior. Es en medio de este punto que Pablo afirma su famosa declaración: «Todo lo puedo en Cristo que me fortalece». A partir e este contexto, se ve claramente que la fortaleza que viene del Señor Jesús, de la que Pablo se jacta, surge de estar satisfecho a pesar de la presencia o ausencia de abundancia.

El éxito está más relacionado con el programa de Dios que con nuestros deseos. No está mal presentar nuestras peticiones y deseos al Señor. Está mal hacer que los deseos condicionen la relación. Dios quiere bendecimos, darnos éxito en todas las áreas de nuestra vida. Sin embargo descubriremos que esas bendiciones vendrán con mayor rapidez a los comprometidos con el programa de Dios para sus vidas.
La Biblia tiene tanto promesas de prosperidad como advertencias acerca de la prosperidad. ¿Por qué? Porque el Señor conoce los corazones. La humanidad caída y hasta los redimidos del Señor son fácil presa de los patrones de pensamiento acerca de la prosperidad que se inclinan hacia la codicia y la avaricia. El Señor desea que la prosperidad sea una bendición, no una maldición. Pero la fe se emplea erróneamente cuando la motiva la codicia y cuando la prosperidad se convierte en la condición sobre la cual la fundamentamos. De repente, confiamos en Dios para obtener bienes, en vez de confiar en Él en todo. ¡En ese momento, la prosperidad se convierte en una maldición!

3 Juan 2
"Amado, yo deseo que tú seas prosperado en todas las cosas, y que tengas salud, así como prospera tu alma." 
Prosperado: 
Euodoo (Strong #2137) viene de las palabras griegas que significan «bueno» y «camino». Por lo tanto denota éxito en alcanzar un objetivo, ya sea en un viaje o triunfar en los negocios.

Deuteronomio 29.9
"Guardaréis, pues, las palabras de este pacto, y las pondréis por obra, para que prosperéis en todo lo que hiciereis." 
Prospereis:
שָׂכַל sakál; raíz prim.; ser (caus. hacer o actuar) circunspecto y de aquí, inteligente:—adrede, advertir, alcanzar, comprender, conducir, considerar, cuerdo, dar, dichoso, diestro, enseñar, entender, entendido, entendimiento, éxito, hacer, inteligencia, parar, pensar, portar, prosperar, prosperidad, prudente, prudentemente, sabiduría, sabio.

La condición para prosperar era guardar el pacto. ¿pero cuál pacto? El que se describe en Deuteronomio 28.1-15

1 Reyes 2.3
"Guarda los preceptos de Jehová tu Dios, andando en sus caminos, y observando sus estatutos y mandamientos, sus decretos y sus testimonios, de la manera que está escrito en la ley de Moisés, para que prosperes en todo lo que hagas y en todo aquello que emprendas;" 
Prosperes:
Del hebreo: sakál que significa entendido, tiene éxito, que es sabio, enseñado, prudente, que prospera, que halla la prosperidad, que piensa. Y si nos damos cuenta que la condición para prosperar es guardar los preceptos (ordenanzas, ordenes, lo establecido, ley, encargo)

2 Cronicas 20.20
"Y cuando se levantaron por la mañana, salieron al desierto de Tecoa. Y mientras ellos salían, Josafat, estando en pie, dijo: Oídme, Judá y moradores de Jerusalén. Creed en Jehová vuestro Dios, y estaréis seguros; creed a sus profetas, y seréis prosperados."
Prosperados:
Del hebreo tsaléakj; buen éxito, significa que el Espíritu de Dios venga con poder.
El término expresa la idea de una empresa de «éxito» (lo contrario de fallida). La fuente de tal éxito es Dios: «Mientras buscó al Señor, Dios le prosperó» (2 Cr 26.5 lba). Pese a ello, las circunstancias de la vida a menudo suscitan la pregunta: «¿Por qué prospera el camino de los impíos?» (Jer 12.1 rva).

2 Cronicas 24.20
"Entonces el Espíritu de Dios vino sobre Zacarías hijo del sacerdote Joiada; y puesto en pie, donde estaba más alto que el pueblo, les dijo: Así ha dicho Dios: ¿Por qué quebrantáis los mandamientos de Jehová? No os vendrá bien por ello; porque por haber dejado a Jehová, él también os abandonará." 
En este pasaje se menciona la consecuencia de haber dejado a Jehová.

2 Cronicas 26.5"
Y persistió en buscar a Dios en los días de Zacarías, entendido en visiones de Dios; y en estos días en que buscó a Jehová, él le prosperó." 
En este pasaje se menciona la bendición de buscar a Jehová.

Salmo 1.3
"Será como árbol plantado junto a corrientes de aguas, Que da su fruto en su tiempo, Y su hoja no cae; Y todo lo que hace, prosperará." 
Esto incluye todo: familia, progenie, matrimonio, negocio, empleo y salud. Significa que Dios desea cumplir lo que dice: todo prosperará.
Pero, ninguna promesa de Dios está exenta de alguna acción responsable de nuestra parte. Nadie prosperará mientras no comience a hacer lo que Dios dice. Mucha gente desea los resultados prometidos sin el compromiso responsable que le acompaña. Pero ninguno de nosotros ganará instantáneamente algo que valga la pena.
No espere que las respuestas divinas se ajusten a su itinerario. Recuerde que sus respuestas llegan cuando pone su palabra en acción. Así como un período de intenso estudio precede a un título universitario, a través de la paciente búsqueda de su promesa podemos esperar que la Palabra de Dios madure en nuestras vidas.
Proverbios 28.13
"El que encubre sus pecados no prosperará; Mas el que los confiesa y se aparta alcanzará misericordia." 
En este pasaje la palabra «prosperará» significa ser capaz de avanzar, y la confesión del pecado el acto personal que remueve los obstáculos que impiden el progreso. Partiendo de 1 Juan 1.9, ¿qué hace Dios cuando usted confiesa su pecado?
La condición para la prosperidad es confesar el pecado y apartarse.

Proverbios 10.22
"La bendición de Jehová es la que enriquece, Y no añade tristeza con ella." 
Enriquece: prospera, hacerte rico, 
Siguiente
« Anterior