.

analogia del Matrimonio Judio y la iglesia de Cristo

    Una analogía del matrimonio, Cristo y la iglesia

“Gocémonos y alegrémonos y démosle gloria; porque han llegado las bodas del Cordero, y su esposa se ha preparado. Y a ella se le ha concedido que se vista de lino fino, limpio y resplandeciente; porque el lino fino es las acciones justas de los santos. Y el ángel me dijo: Escribe: Bienaventurados los que son llamados a la cena de las bodas del Cordero. Y me dijo: Estas son palabras verdaderas de Dios” Apocalipsis 19:7-9

Las bodas hebreas consistían en tres fases: el desposorio, la presentación y la ceremonia.

I.   El desposorio: Mientras la pareja hebrea todavía estaba en su infancia, se comprometía el uno al otro de guardarse en pureza, hasta el día del matrimonio. La Biblia nos habla que: “Al sexto mes el ángel Gabriel fue enviado por Dios a una ciudad de Galilea, llamada Nazaret, a una virgen desposada con un varón que se llamaba José, de la casa de David; y el nombre de la virgen era María” Lucas 1:26-27.  Así mismo vemos que la Iglesia fue desposada con Cristo por elección soberana en la eternidad pasada.  La iglesia es “la desposada, la esposa del Cordero” Apocalipsis 21:9.





“Según nos escogió en él antes de la fundación del mundo, para que fuésemos santos y sin mancha delante de él, en amor habiéndonos predestinado para ser adoptados hijos suyos por medio de Jesucristo, según el puro afecto de su voluntad, para alabanza de la gloria de su gracia, con la cual nos hizo aceptos en el Amado, Efesios 1:4-6

El guardarse puros delante de Dios durante este periodo de compromiso era tan importante como dentro del matrimonio mismo.

II.  La presentación: Esta fase constituye las festividades que por lo general duraban muchos días antes de contraer nupcias.  Algunos teólogos estiman que su duración era hasta de 7 días. La iglesia será presentada ante Cristo el día del arrebatamiento. “Y a ella se le ha concedido que se vista de lino fino, limpio y resplandeciente; porque el lino fino es las acciones justas de los santos” Apocalipsis 19:8

III.  La ceremonia: El intercambio de votos. La última cena o banquetes de bodas indicaran el fin de la ceremonia.  Y este tendrá lugar con el establecimiento del reino Milenial del Mesías sobre la tierra.

“Y les dijo: ¡Cuánto he deseado comer con vosotros esta pascua antes que padezca! Porque os digo que no la comeré más, hasta que se cumpla en el reino de Dios.  Y habiendo tomado la copa, dio gracias, y dijo: Tomad esto, y repartidlo entre vosotros;  porque os digo que no beberé más del fruto de la vid, hasta que el reino de Dios venga.  Lucas 22:15-18

               Las Bodas del Cordero

Pastor Carlos J. Téllez


www.palabrabiblica.org


Las palabras “han llegado” (v. 7) pudieran traducirse “se han completado.” La novia es ahora la Esposa (v. 7) y la cena nupcial está servida. Es interesante notar que esta sea la cena nupcial del Cordero y no del  “Rey” ni del  “Señor.”  El título que Cristo quiere enfatizar por toda la eternidad es que El es “el Cordero de Dios,” porque habla de su amor por la Iglesia y del precio que pagó por nuestros pecados para adquirirla.  Mientras tanto la Iglesia debe prepararse para esta cena:   “Así que, como la iglesia está sujeta a Cristo, así también las casadas lo estén a sus maridos en todo. Maridos, amad a vuestras mujeres, así como Cristo amó a la iglesia, y se entregó a sí mismo por ella, para santificarla, habiéndola purificado en el lavamiento del agua por la palabra, a fin de presentársela a sí mismo, una iglesia gloriosa, que no tuviese mancha ni arruga ni cosa semejante, sino que fuese santa y sin mancha. Cristo amó a la iglesia, y se entregó a sí mismo por ella, Efesios 5:24-26  (leer Apocalipsis 22:12-17).

La analogía en 11 puntos.

Hay una gran analogía entre la tradición o costumbre del matrimonio Judío y la relación que tuvo, tiene y tendrá Jesucristo con Su iglesia en el futuro.  De esta semejanza Bíblica podemos aprender todos; ya sean aquellas parejas que están comprometidas hacia un matrimonio como también los que estamos casados. Veamos sus similitudes:

1.  El iniciador del compromiso.  Este es nuestro Señor Jesucristo.  En la tradición judía era el novio quien tomaba la iniciativa hacia el matrimonio de dejar la casa de su padre y viajar a la casa de su futura esposa.  Así mismo, Jesús dejó la casa de su Padre en el Cielo y viajó a la Tierra, la casa de Su prospectiva Iglesia, aproximadamente más de 2.000 años atrás.

Jacob tomó la iniciativa de amar a Raquel para tomarla como su futura esposa.  Su amor lo llevó al servicio dejándolo todo en la casa de su padre Isaac para ir a casa de Labán (el padre de su futura esposa).

Génesis 29:18-20  “Y Jacob amó a Raquel, y dijo: Yo te serviré siete años por Raquel tu hija menor. Y Labán (el padre de Raquel) respondió: Mejor es que te la dé a ti, y no que la dé a otro hombre; quédate conmigo.  Así sirvió Jacob por Raquel siete años; y le parecieron como pocos días, porque la amaba.”

El Amor incondicional – del griego - “ágape” de nuestro Señor  Jesucristo dice así:

Juan 3:16  “Porque de tal manera amó Dios al mundo, que ha dado a su Hijo unigénito (en una cruenta cruz), para que todo aquel que en él cree, no se pierda, mas tenga vida eterna.”

I Juan 4:19  “Nosotros le amamos a él, porque él nos amó primero.”

2.   El pacto matrimonial.  Así como en  la costumbre Judía un pacto de matrimonio se establecía cada vez que un novio venia a tomar a su novia. También Jesús mediante Su pacto de sangre en la cruz vino a este mundo para obtener a Su  Iglesia.  En la misma noche en la cual Jesús hizo Su promesa  en Juan 14:3 “Y si me fuere y os preparare lugar, vendré otra vez, y os tomaré a mí mismo, para que donde yo estoy, vosotros también estéis,” El también instituyo Su pacto de comunión…

Mateo 26:27-28  “tomando la copa, y habiendo dado gracias, les dio, diciendo: Bebed de ella todos; porque esto es mi sangre del nuevo pacto, que por muchos es derramada para remisión de los pecados.”
    Las Bodas del Cordero

Pastor Carlos J. Téllez

www.palabrabiblica.org



Al día siguiente de esta gran cena simbólica, Jesucristo literalmente cumplió lo prometido.

Juan 19:33-34 “Mas cuando llegaron a Jesús, como le vieron ya muerto, no le quebraron las piernas. Pero uno de los soldados le abrió el costado con una lanza, y al instante salió sangre y agua.”

Hebreos 9:15 “Así que, por eso es mediador de un nuevo pacto [Jesucristo], para que interviniendo muerte para la remisión de las transgresiones que había bajo el primer pacto, los llamados reciban la promesa de la herencia eterna.”

Hechos 20:28  “. . .  La Iglesia del Señor, la cual él ganó por su propia sangre.”

Isaías 61:10  “En gran manera me gozaré en Jehová, mi alma se alegrará en mi Dios; porque me vistió con vestiduras de salvación, me rodeó de manto de justicia, como a novio me atavió, y como a novia adornada con sus joyas.”

3.  La preparación de un lugar.  Paralelamente a la costumbre judía el novio es quien preparaba un lugar de habitación (hogar o casa) para su futura esposa durante el tiempo de separación (compromiso o noviazgo), Cristo ha estado preparando un hogar o habitación para la iglesia en la casa de Su Padre en el cielo durante este periodo de separación.  Esta es una de las razones por las cuales Jesucristo ascendió al cielo.

Juan 14:2  “En la casa de mi Padre muchas moradas hay; si así no fuera, yo os lo hubiera dicho; voy, pues, a preparar lugar para vosotros.”

4.  La toma de la prometida.  De la misma manera como el esposo, al final del periodo de separación, venia  a tomar su prometida para vivir con el; así mismo Cristo vendrá en un abrir y cerrar de ojos para así tomar Su iglesia para estar siempre con el Señor.

Juan 14:3  “Y si me fuere y os preparare lugar, vendré otra vez, y os tomaré a mí mismo, para que donde yo estoy, vosotros también estéis.”

5.  La procesión y los anfitriones. Así como una procesión (multitud) del esposo y anfitriones de la casa del padre del novio vienen para buscar la novia a su casa, así también una procesión con Cristo de Ángeles anfitriones descenderán de la casa del Padre (del Cielo mismo) para rescatar la iglesia de la Tierra.  Mateo 25:6  “Y a la medianoche se oyó un clamor: ¡Aquí viene el esposo; salid a recibirle!”

1 Tesalonicenses 4:16-17  “Porque el Señor mismo con voz de mando, con voz de arcángel, y con trompeta de Dios, descenderá del cielo; y los muertos en Cristo resucitarán primero. Luego nosotros los que vivimos, los que hayamos quedado, seremos arrebatados juntamente con ellos en las nubes para recibir al Señor en el aire, y así estaremos siempre con el Señor.”

La inminencia de Su venida: De la misma manera que la novia judía no sabia el momento o tiempo cuando el novio vendría por ella, así también la iglesia no sabe el tiempo cuando Cristo vendrá por ella.

Mateo 25:13  “Velad, pues, porque no sabéis el día ni la hora en que el Hijo del Hombre ha de venir.”



 Las Bodas del Cordero

Pastor Carlos J. Téllez


www.palabrabiblica.org


7.  La llegada del Novio. De la misma manera como la llegada del novio judío era precedida por un sonido como de trompeta, así mismo la venida de Cristo por Su iglesia (el Rapto) será precedida por un sonido de trompeta.
I Tesalonicenses 4:16  “Porque el Señor mismo con voz de mando, con voz de arcángel, y con trompeta de Dios, descenderá del cielo; y los muertos en Cristo resucitarán primero.”

I Corintios 15:51-52 “He aquí, os digo un misterio: No todos dormiremos; pero todos seremos transformados, en un momento, en un abrir y cerrar de ojos, a la final trompeta; porque se tocará la trompeta, y los muertos serán resucitados incorruptibles, y nosotros seremos transformados.”

8.  La casa del Padre. Como la novia judía retorna o regresa con su novio a la casa de su padre, después de su partida de su casa, la iglesia de igual manera, retornara con Cristo a la casa de Su Padre en el Cielo después de haber sido recogida de la Tierra para reunirse con el Señor en el aire.
Juan 14:2-3  “En la casa de mi Padre muchas moradas hay; si así no fuera, yo os lo hubiera dicho; voy, pues, a preparar lugar para vosotros. Y si me fuere y os preparare lugar, vendré otra vez, y os tomaré a mí mismo, para que donde yo estoy, vosotros también estéis.”

I Tesalonicenses 4:17  “Luego nosotros los que vivimos, los que hayamos quedado, seremos arrebatados juntamente con ellos en las nubes para recibir al Señor en el aire, y así estaremos siempre con el Señor.”

9.  Los invitados de honor.  De la misma manera como en la fiesta del matrimonio judío se encontraban invitados de honor en la casa del padre del novio cuando ellos llegaban, así Cristo y la iglesia encontraran las almas de los santos del Antiguo Testamento reunidas en la casa de Su Padre en el Cielo.  Estas almas servirán como los invitados de honor para Cristo y la iglesia. Juan el bautista, el último profeta del Antiguo Testamento, se declaró con gozo como el amigo del Esposo (Cristo).

Juan 3:29-30  “El que tiene la esposa, es el esposo; mas el amigo del esposo, que está a su lado y le oye, se goza grandemente de la voz del esposo (Cristo); así pues, este mi gozo está cumplido. Es necesario que él crezca, pero que yo mengüe.”

10.  La consumación matrimonial.  Así como la novia judía se mantiene escondida por un periodo de siete días después de haber llegado a la casa del padre del novio, así Cristo y la iglesia se mantendrán escondidos por un periodo de siete años después de llegar al Cielo.  Durante los siete años de la 70ava semana de Daniel 9 (La Tribulación) esta tomando lugar en la tierra, Cristo y la iglesia estarán en el Cielo, totalmente escondidos de la vista de todos los vivientes en la tierra.

Jueces 14:12  “Y Sansón les dijo: Yo os propondré ahora un enigma, y si en los siete días del banquete me lo declaráis y descifráis, yo os daré treinta vestidos de lino y treinta vestidos de fiesta.”

  Apocalipsis 5:6-11  “Y miré, y vi que en medio del trono y de los cuatro seres vivientes, y en medio de los ancianos, estaba en pie un Cordero como inmolado, que tenía siete cuernos, y siete ojos, los cuales son los siete espíritus de Dios enviados por toda la tierra. Y vino, y tomó el libro de la mano derecha del que estaba sentado en el trono. Y cuando hubo tomado el libro, los cuatro seres vivientes y los veinticuatro ancianos se postraron delante del Cordero; todos tenían arpas, y copas de oro llenas de incienso, que son las oraciones de los santos;  y cantaban un nuevo cántico, diciendo: Digno eres de
 
             Las Bodas del Cordero

Pastor Carlos J. Téllez

www.palabrabiblica.org




tomar el libro y de abrir sus sellos; porque tú fuiste inmolado, y con tu sangre nos has redimido para Dios, de todo linaje y lengua y pueblo y nación;  y nos has hecho para nuestro Dios reyes y sacerdotes, y reinaremos sobre la tierra.  Y miré, y oí la voz de muchos ángeles alrededor del trono, y de los seres vivientes, y de los ancianos; y su número era millones de millones”

11.  La Revelación. De la misma manera como el esposo con su esposa hacían su aparición siete días después de la celebración, saliendo de su habitación [pero esta vez la esposa con su velo removido, para que  así todo el mundo la pudiera ver]; así también Cristo con Su iglesia, después de 7 años de tribulación, vendrán  del Cielo y los ojos de todos los que estén vivos en la tierra le verán a El y a Su verdadera Iglesia.

Colosenses 3:4  “Cuando Cristo, vuestra vida, se manifieste, entonces vosotros también seréis manifestados con él en gloria.”

Apocalipsis 19:11-14  “Entonces vi el cielo abierto; y he aquí un caballo blanco, y el que lo montaba se llamaba Fiel y Verdadero, y con justicia juzga y pelea.  Sus ojos eran como llama de fuego, y había en su cabeza muchas diademas; y tenía un nombre escrito que ninguno conocía sino él mismo.  Estaba vestido de una ropa teñida en sangre; y su nombre es: EL VERBO DE DIOS. Y los ejércitos celestiales, vestidos de lino finísimo, blanco y limpio, le seguían en caballos blancos.”

Invitación.

¿Esta usted listo para Su Venida? Quizás esta puede ser su última invitación: Apocalipsis 22:17  “Y el Espíritu y la Esposa [Su Iglesia-Los creyentes] dicen: Ven. Y el que oye, diga: Ven. Y el que tiene sed, venga; y el que quiera, tome del agua de la vida gratuitamente.”

Si usted quiere saber como ser salvo de sus pecados recibiendo por la fe a Jesucristo como el Señor de su vida o si quiere hacer un comentario escribanos oprimiendo aquí.  

Para mayor información acerca del tema le invitamos a escuchar el mensaje en PB en Audio: Las Bodas del Cordero: “Una Analogía del Matrimonio, Cristo y la Iglesia”

Maranatha, Cristo Viene Pronto,

Carlos J. Téllez
Siguiente
« Anterior